Viajando hacia la Felicidad

Una palabra que se pronuncia en diferentes entornos y por personas de todas las edades y clases sociales: FELICIDAD. La RAE, en su necesidad obligada de definir todos los términos que aparecen en nuestro vocabulario, entiende este concepto con tres aserciones:

1.- f. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

2.- f. Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz.

3.- f. Ausencia de inconvenientes o tropiezos.

Igualmente, si nos vamos a la Red de Internet, encontraremos fórmulas que sostienen que son la clave para encontrar la felicidad. Incluso, una famosa empresa mundial de refrescos realiza un congreso anual sobre este tema, lo que denota que da para mucho.

Si vuelvo a las definiciones de la RAE, diré que de las tres aportaciones que realiza, me quedo sólo con la primera.

La segunda de ellas implica a elementos externos para hacernos felices –obviando que lo más relevante es la capacidad de la persona en sí misma-, mientras, en la tercera de las definiciones, parece dejar entrever que ese estado referido no es posible alcanzarlo si existen dificultades, no considerando la importancia del aprendizaje desde la superación de las adversidades como fuente de felicidad.

Aportaré aquí, desde mi experimentada y a la vez humilde opinión, qué cinco factores más uno son esenciales para lograr un estado de calma, sosiego, bienestar o como tú quieras llamarlo. Además, también añadiré qué no incluir para igualmente alcanzar el mismo estado.

Yo propongo meter en la maleta esto: Respeto, Sabiduría, Valentía, Conciencia y Solidaridad, añadiendo un aspecto que entiendo como central en la vida en cualquier instante: el HUMOR.

De esa misma maleta para viajar en busca de la felicidad, quitaría cargas pesadas e inutiles, como el miedo, la vergüenza, la culpa y el inconformismo.                                                   

LA PREGUNTA DEL "MILLÓN": Si alguna vez consideras que llegaste al destino de la felicidad, ¿cómo lo hiciste?

 

Manuel Salgado Fernández, Psicólogo Clínico

Back to Top